CANARIAS CÍVICA

          Investigación, Desarrollo y Perfeccionamiento (I+D+P) Humanos

 
 

VARIOS


  

El Parque de San Telmo será un clamor de Gran Canaria para exigir la ejecución urgente de toda la carretera
La Aldea-Agaete

(Esta concentración fue propuesta por escrito en enero de 2016 por Canarias Cívica en una manifestación ante Presidencia del Gobierno de Canarias -aplaudida por el 100% de los asistentes-)

 

Roque Aldeano, Cabildo y Ayuntamiento de La Aldea convocan a  los grancanarios a una concentración el próximo 14 de febrero.

 

Foro Roque Aldeano ha convocado a toda Gran Canaria a  una masiva concentración que tendrá lugar el próximo 14 de febrero en el Parque de San Telmo  para denunciar los continuos y prolongados incumplimientos por parte de las administraciones competentes que han demorado en el tiempo  la ejecución de la nueva y prioritaria carretera Agaete-La Aldea. Una vía de vital importancia que condiciona no sólo  la economía sino también la vida de los aldeanos y a veces  la muerte por el riesgo y peligrosidad del actual trazado.

Esta movilización cuenta con el apoyo del Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de La Aldea. También  ya se han sumado varios consistorios y organizaciones sociales. La prioritaria carretera no sólo es una vía importante para los aldeanos sino para toda la isla.

El colectivo ciudadano exige  la agilización de los trámites administrativos para que la segunda fase El Risco-Agaete sea licitada vía urgencia. Ello, ante la evidencia de que poco servirá la puesta en servicio de la primera fase, si los desprendimientos frecuentes en el peligroso Macizo de Faneque continuarán motivando el cierre de la carretera.

La fecha elegida para esta movilización supone un día singular  para La Aldea al coincidir con el   90 Aniversario de la visita del  ministro Galo Ponte y Escartín al municipio en 1927, para poner fin  a una lucha de 300 años de los aldeanos por la propiedad de la tierra y del agua. La solución del famoso litigio supuso a su vez las primeras bases para la construcción de la actual carretera. Los aldeanos piden de nuevo Justicia, ahora con la prioritaria nueva carretera cuya ejecución se ha prolongado incomprensiblemente en el tiempo.

 La lenta y humillante   agonía a la que está siendo sometido el pueblo de La Aldea de San Nicolás se ha visto agravada por el cierre definitivo del Andén Verde. La puesta en vigor de un plan de emergencia para acceder al Norte de la isla  sólo ha servido para acallar el aislamiento al que están sometidos los aldeanos.

Ha llegado el momento de que La Aldea y toda Gran Canaria  diga  ¡Basta Ya! y se ponga  fin a una situación que debería avergonzar  a unos responsables políticos que no han sabido dar solución a la ejecución definitiva de tan necesaria carretera, cuyos retrasos para su entrada en servicio superan las previsiones más pesimistas. 

 

----------------------0---------------------

 

 

 

Declaración Universal de los Derechos Humanos


Considerada la Constitución de la Humanidad, el referente democrático por excelencia, y la guía ética y moral para vivir y convivir bien las personas, los ciudadanos y los pueblos de todo el mundo. Está compuesta por
30 artículos que hablan tanto de los derechos civiles y políticos, como los económicos, sociales y culturales; y que pertenecen a todas las personas, sin discriminación alguna. Vea un resumen:

 

Artículo 1: Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos.

 

Artículo 2: Toda persona tiene los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna.

 

Artículo 3: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

 

Artículo 4: Nadie estará sometido a esclavitud ni a servidumbre.

 

Artículo 5: Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes..

 

Artículo 6: Todo ser humano tiene derecho, en todas partes, al reconocimiento de su personalidad jurídica.

 

Artículo 7: Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley..

 

Artículo 8: Toda persona tiene derecho a un recurso efectivo, ante los tribunales nacionales competentes.

 

Artículo 9: Nadie podrá ser arbitrariamente detenido, preso ni desterrado.

 

Artículo 10: Toda persona tiene derecho, en condiciones de plena igualdad, a ser oída públicamente y con justicia por un tribunal independiente e imparcial.

 

Artículo 11: Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad.

 

Artículo 12: Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada.

 

Artículo 13: Toda persona tiene derecho a circular libremente y a elegir su residencia en el territorio de un Estado.

 

Artículo 14: En caso de persecución, toda persona tiene derecho a buscar asilo y a disfrutar de él, en cualquier país.

 

Artículo 15: Toda persona tiene derecho a una nacionalidad.

 

Artículo 16: Los hombres y las mujeres, a partir de la edad núbil, tienen derecho, sin restricción alguna por motivos de raza, nacionalidad o religión, a casarse y fundar una familia; y disfrutarán de iguales derechos en cuanto al matrimonio, durante el matrimonio y en caso de disolución del matrimonio.

 

Artículo 17: Toda persona tiene derecho a la propiedad, individual y colectivamente.

 

Artículo 18: Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión.

 

Artículo 19: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión.

 

Artículo 20: Toda persona tiene derecho a la libertad de reunión y de asociación pacíficas.

 

Artículo 21: Toda persona tiene derecho a participar en el gobierno de su país.

 

Artículo 22: Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.

 

Artículo 23: Toda persona tiene derecho al trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo. Toda personal tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual. Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, asi como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social. Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.

 

Artículo 24: Toda persona tiene derecho al descanso, al disfrute del tiempo libre.

 

Artículo 25: Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, asi como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios.

 

Artículo 26: Toda persona tiene derecho a la educación.

 

Artículo 27: Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad.

 

Artículo 28: Toda persona tiene derecho a que se establezca un orden social e internacional en el que los derechos y libertades proclamados en esta Declaración se hagan plenamente efectivos.

 

Artículo 29: Toda persona tiene deberes respecto a la comunidad.

 

Artículo 30: Nada en la presente Declaración podrá interpretarse en el sentido de que confiere derecho alguno al Estado, a un grupo o a una persona, para emprender y desarrollar actividades o realizar actos tendientes a la supresión de cualquiera de los derechos y libertades proclamados en esta Declaración.

------------------------------------------0--------------------------------------------

LA CIENCIA DEL CIVISMO


Algo pasa en la dinámica social. Los bocinazos anuncian la grosería, las gesticulaciones violentas son casi cotidianas, la antipatía asusta (a veces hasta los que sonríen son vistos con recelo), la cordialidad se pierde en el sube y baja de los ascensores y el desespero gana las luchas y vivencias diarias.

 

Unos ni se molestan en botar la basura, gozan burlándose de otros (vecinos, compañeros de trabajo, hasta familiares y amigos) y la apatía por mantener los espacios públicos en orden o limpios parece ser la constante.

 

Son situaciones que han ido escalando y que, inevitablemente, pueden desembocar en las explicaciones a una sociedad aquejada por la intolerancia y la violencia. Pero una de las soluciones a ese cuadro puede ser la noción del civismo.

 

La Real Academia Española define ese término como el “comportamiento respetuoso del ciudadano con las normas de convivencia pública”. Una conducta que es posible, pero que requiere de práctica y, vamos, algo de urgencia por el bien colectivo.

 

Al fin y al cabo, son aquellas pequeñas cosas (como nos cantaría Joan Manuel Serrat) las que pueden traducirse en grandes progresos, esas sencillas acciones individuales que pueden repercutir en una mejor calidad de vida en nuestra sociedad.

 

“El civismo en la sociedad tiene una importancia tan grande que mientras menos practiquemos esas normas de comportamiento menos calidad de vida vamos a tener”, menciona la psicóloga clínica Thalía Cuadrado al indicar que se discute mucho sobre la calidad de vida, pero que muchas veces no entendemos su importancia y lo que hay que hacer para lograrla y preservarla.

 

La práctica del civismo en pos de una sociedad civilizada, según Cuadrado, no está sujeta al dinero, la economía, la posición social o los estudios que tengamos. “No hay que tener un doctorado para estar conscientes de la manera en que nos vamos a comportar y a tratar unos a otros”.

 

Para el psicoanalista y consultor organizacional Alfredo Carrasquillo, el civismo es sin más la convivencia ciudadana o la consecución de acuerdos de convivencia.

 

“El problema es que usualmente se vincula el civismo con la enseñanza de unos valores que remiten a una sociedad del pasado, al comportamiento que se esperaba hace 50 o 100 años. No se trata de rescatar valores, sino de reconstruir valores. Para lograr una cultura cívica, hace falta articular los acuerdos de convivencia”, dice al traer a colación al líder internacional Nelson Mandela quien, luego del fin del apartheid y a pesar de permanecer sobre 20 años en la cárcel, plantea la reconciliación como norma de convivencia.

 

Dibujo de la crisis. A juicio de Cuadrado, la razón por la que el civismo no abunda y da la impresión de que la hostilidad y la poca solidaridad llevan la delantera estriba en que “tenemos una sociedad formada mayormente por personas inmaduras que no tienen ninguna conciencia de que el trato que les dan a otras personas les revierte en una peor calidad de vida”.

 

Ese egoísmo, de acuerdo con la psicóloga, se manifiesta en acciones como llevarse de frente a quien sea al cruzar un semáforo y personas que ni siquiera dan los “buenos días” o que optan por el grito en lugar del diálogo.

 

“Si todos los días hacemos un acto de bondad, de cordialidad o bienestar, definitivamente eso se revierte en nuestro beneficio y en una mejor calidad de vida”, plantea Cuadrado como solución a un civismo en crisis que cataloga como un problema individual, pero también colectivo.

 

La raíz de la problemática que refleja a una sociedad con más de un sector roto se encuentra en lo que los sociólogos llaman la pérdida de capital social, explica Carrasquillo. Es decir, la pérdida de confianza en los otros y en las instituciones sociales.

 

“Todas las instituciones, desde el Gobierno a la Iglesia, son miradas con sospecha porque no han cumplido sus objetivos”, manifiesta el consultor organizacional sobre lo que redunda en la sospecha de las intenciones del otro que matizan las dinámicas sociales diarias por la sombra de la corrupción o la perversión.

 

“El desafío está en construir capital social para confiar en los demás”, concluye.

 

Presta atención. Las pequeñas acciones hacen la diferencia a nivel micro en nuestros círculos más íntimos y a nivel macro en la sociedad.

 

Errores como dañar de alguna manera el ambiente, ser groseros o violentos son conductas que se pueden erradicar si estamos atentos a nuestro alrededor, afirma la psicóloga clínica Thalía Cuadrado.

 

“La atención es la cualidad psicológica más importante que un individuo tiene para funcionar”, expone. Debemos “dejar la inercia mental”, es decir, la tendencia a actuar de manera automática.

 

El rol de la enseñanza. La conciencia y la educación son claves para entender hasta qué punto la forma en que impactamos la sociedad puede traer más o menos bienestar.

 

Hay que aprender a cuidar el lugar donde vivimos y preguntarnos cómo queremos que sea ese lugar. Ello puede desembocar en que seamos funcionales en la sociedad, independientemente del vecino o los otros, comenta Cuadrado.

 

Recordar que el que otros no cuiden sus acciones no significa que descuidemos las nuestras, añade la psicóloga. Somos capaces, incluso, de educar con nuestro comportamiento y modificar la actitud de los demás al vernos actuar diferente.

 

Tan necesarias como las acciones individuales son las colectivas. Un programa educativo que impacte a la población a nivel general, que presente la manera en que nos debemos comportar, podría ser de utilidad, “casi como un manual que se regale a cada casa para tener una sociedad funcional”.

 

Por su parte, el psicoanalista Alfredo Carrasquillo explica que en los trabajos, en las relaciones y en el tejido social, los espacios de diálogo pueden desembocar en acuerdos para articular principios de comportamientos cívicos. Por ejemplo, el sostener reuniones periódicas en las empresas para que unos y otros rindan cuentas de su comportamiento puede traer progresos.

 

 

------------------------------------------0--------------------------------------------

El comité de Derechos Humanos de la ONU exige explicaciones sobre la inhabilitación del juez Garzón

El Gobierno de Rajoy dispone de seis meses para contestar a una denuncia avalada por expertos internacionales

 

Dom, 13 Nov 2016

 

    El Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas ha requerido al Estado español a responder a la denuncia formulada en su día por el juez Baltasar Garzón. La denuncia presentada por el despacho de abogados especializado en Derechos Humanos, Human Rights in Practice, que dirige Helen Duffy, alega el carácter arbitrario de una serie de investigaciones y enjuiciamientos penales interpuestos contra el Juez Garzón que llevaron a su inhabilitación y pusieron fin a su larga carrera judicial. Ahora el Gobierno español tiene un plazo máximo de seis meses para contestar al Comité de Naciones Unidas

     En su escrito Helen Duffy expuso que entre los numerosos casos en los que el juez Garzón autorizó llevar a cabo investigaciones, se encuentran los relativos a los crímenes de lesa humanidad cometidos durante el período franquista que a día de hoy continúan impunes, así como casos de corrupción relacionados presuntamente con altos cargos del actual partido en Gobierno, el PP.

     Baltasar Garzón fue imputado penalmente por estas decisiones judiciales. Se abrió contra el magistrado simultáneamente un tercer proceso que había sido archivado en dos ocasiones anteriores y que, tras la condena, se archivó de forma inmediata, pues había prescrito tiempo atrás. Esta prescripción era suficientemente conocida por el juez instructor que aún así mantuvo abierto el proceso.

"Flagrante violación de la independencia judicial"

     Añade Duffy: “Los procedimientos penales iniciados contra el juez Garzón se fundamentaron exclusivamente en su interpretación y aplicación de la ley. Ello representa una flagrante violación del principio de independencia judicial que deriva del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y del derecho internacional de los Derechos Humanos, asimismo supone la violación de múltiples derechos protegidos por el mencionado Pacto”.

      Tras años de investigación, suspensión y enjuiciamiento, en uno de los procedimientos penales instados contra el juez Garzón, éste fue absuelto, mientras que en el otro procedimiento fue condenado. “No obstante, las violaciones de sus derechos y el efecto desalentador causado con respecto al principio de independencia judicial no dependen del resultado final de un procedimiento penal”, expone en un comunicado hecho público este sábado.

      La denuncia presentada por Human Rights in Practice en nombre y representación del juez Garzón, ante el Comité de los Derechos Humanos ha sido respaldada por un número de expertos internacionales del más alto nivel quienes han presentado dictámenes periciales conjuntos.

Estándares internacionales

     Los dictámenes examinan una serie de cuestiones que son de relevancia para la determinación del caso por parte del Comité de los Derechos Humanos, incluyendo los estándares internacionales respecto a la independencia judicial en la que se basa este caso; la invalidez de leyes de amnistía y las normas sobre plazos de prescripción aplicables en el derecho internacional y, en la práctica, en consonancia con los hechos aplicables del juez Garzón; y la interpretación sin precedentes de la Ley de Prevaricación aplicada en el marco de los procedimientos instados contra el Juez Garzón.

      “A pesar de la notoriedad del caso que ha sido ampliamente criticado a nivel internacional, el juez Garzón no ha obtenido reconocimiento alguno por parte del Estado español, no ha habido ningún tipo de reparación, ni tampoco se han realizado esfuerzos para garantizar la independencia judicial en el futuro. Sobre esta base, a principios de este año el juez Garzón decidió presentar su denuncia ante el Comité de los Derechos Humanos. Ahora, el Estado español ha sido requerido para responder a la denuncia en el plazo de seis meses”, concluye la abogada.

------------------------------------------------0---------------------------------------------------

PACTO MUNDIAL 2030

Los 10 Principios del Pacto Mundial 2030 derivan de declaraciones de Naciones Unidas en materia de derechos humanos, trabajo, medio ambiente y anticorrupción y gozan de consenso universal

Principio 1 “Las empresas deben apoyar y respetar la protección de los derechos humanos fundamentales, reconocidos internacionalmente, dentro de su ámbito de influencia”
Principio 2 “Las empresas deben asegurarse de que sus empresas no son cómplices en la vulneración de los Derechos Humanos”

Principio 3 “Las empresas deben apoyar la libertad de afiliación y el reconocimiento efectivo del derecho a la negociación colectiva”

Principio 4 Las empresas deben apoyar la eliminación de toda forma de trabajo forzoso o realizado bajo coacción”

Principio 5 “Las empresas deben apoyar la erradicación del trabajo infantil”

Principio 6  “Las empresas deben apoyar la abolición de las prácticas de discriminación en el empleo y la ocupación”

Principio 7 “Las empresas deberán mantener un enfoque preventivo que favorezca el medio ambiente”

Principio 8 “Las empresas deben fomentar las iniciativas que promuevan una mayor responsabilidad ambiental”

Principio 9 “Las empresas deben favorecer el desarrollo y la difusión de las tecnologías respetuosas con el medioambiente”

Principio 10 “Las empresas deben trabajar contra la corrupción en todas sus formas.

 

------------------------------------------------0---------------------------------------------------